La masturbación mal entendida

En la adolescencia se entiende la masturbación como una práctica asociada al despertar sexual y muchas veces es un tema que se presta a la burla, señalando al compañero que se quiere perjudicar como alguien que dedica todo el día a masturbarse, lo cual contribuye a que esta práctica se vea con cierta cautela, con cierta negatividad, cuando tendría que verse más bien como algo natural, algo normal, algo común en las personas al margen del sexo o la edad.

masturbacion

Pero cuando se es adolescente se asocia la masturbación a algo contrario al sexo. Es decir: si no follas te haces pajas y por tanto eres un adicto a las pajas. No siempre se entiende la masturbación como una práctica natural, y desvinculada de las relaciones de pareja. La masturbación en la adolescencia a veces no es bien entendida, porque en esa etapa de la vida lo normal es hacer el amor, tener tu primera experiencia sexual, lo normal es ligar, conseguir que una chica se fije en ti.

Quien de momento no cuente con facultades para ello y se vea limitado porque todavía no es correspondido por alguien del sexo opuesto, a veces es asociado de forma burlesca a la masturbación, tal vez porque es una práctica condenada por la religión o por lo menos está mal vista por esta, cuando en realidad es todo lo contrario.

Es importante en ese sentido la educación sexual. Y es que es algo que debería entenderse bien entre adolescentes. Puede que unos y otros se rían de ciertas cuestiones que giran en torno a la masturbación pero de ahí a señalar a alguien y fabricar un historial alrededor de este, asumiendo que su vínculo con la práctica es de forma compulsiva y que por tanto es malo, más allá de despertar humor en los demás fomenta desconocimiento en torno al tema e impide asimismo que sea un tema cotidiano del que abiertamente se debería hablar.

Pero a veces puede más el deseo de virilidad, la idea de que es importante tener una reputación de chicas, haberse acostado con alguna de ellas para destacar por encima de los demás compañeros. Que los demás se masturben o que opten por esta forma de placer no quiere decir que estén eligiendo masturbarse, en vez de tener una novia con la que satisfacer los deseos sexuales. Sino todo lo contrario.

Existen muchos factores que a un chaval le facilitan tener habilidad para conocer chicas y a otros no y eso es algo que no siempre se entiende y se asocia a veces a la timidez, a la falta de valor. Cada persona despierta a la sexualidad de forma individual, unos más pronto que otros sin duda pero eso no tiene por qué sacralizar a la masturbación, menos cuando viene de algún adolescente que no tiene relaciones con la novia y que se masturba también de la misma manera que lo pueden estar haciendo sus otros compañeros.