Disfruta del placer en Encuentroadulto.com

Bienvenidos al poliamor, una forma de ver el amor donde tener relaciones románticas, sexuales y duraderas con más de una persona a la vez es posible. Como lo lees, son muchas las personas que disfrutan de las bondades de poder amar y ser amados por más de una persona sin mayores complicaciones. Y tú te lo estás planteando. Tener un encuentro adulto puede verse como la mejor opción para amar y sentirte completa con quienes te rodean.

Pero, lo que en tu cabeza puede parecer una buena idea en tu corazón podría no serlo tanto. Por ello, es necesario que te atengas a algunas de las consecuencias y de las condiciones para poder ser feliz en una relación poliamorosa.

encuentro adulto

Qué debes saber de los encuentros entre adultos

No es una estrategia de escape para ser infiel

Si antes de hablarlo con tu pareja le has sido infiel lo habrás traicionado de modo que ya no podrá confiar en ti. El Encuentro adulto debes planteártelo cuando sientas que de verdad define tu forma de entender el amor y no para poder encubrir una infidelidad o porque tu pareja ya no te llena como antes.

No va a salvar vuestra relación

Si vuestra relación hace aguas y ya no os complementáis, un encuentro adulto no podrá salvaros sino todo lo contrario. Ponerlo como excusa para encontrar a alguien que llene los huecos que tu pareja no es capaz solo hará que distanciaros más al incluir una tercera o cuarta persona en vuestra relación. La relación debe ser sana para poder soportar el cambio.

También experimentarás celos

Los celos también aparecen en las relaciones abiertas. Si en una relación monógama surgen los celos por cualquier acercamiento, imagínate en una relación abierta donde el sexo está permitido. Obviamente también serás susceptible de sufrir celos. Sin embargo, tendrás una mayor empatía con tu pareja ya que tú también mantienes al mismo tiempo relaciones con otras personas por lo que aprenderás a sobrellevarlo. De lo contrario, las relaciones poliamorosas no están hechas para ti.

No se trata solo de sexo

Un encuentro adulto no es una excusa para poder tener relaciones sexuales con muchas personas a la vez, sino que supone una implicación emocional y sentimental con estas. Por ello, debes cuidar de que tu pareja primaria se sienta satisfecha no solo a nivel sexual sino también en cuanto a sus sentimientos. Muchas veces sucede que los celos aparecen no por las relaciones íntimas sino por el acercamiento emocional con otras personas. Vas a recibir muchas críticas Del mismo modo que tú te planteas si estás preparada para vivir una relación poliamorosa, en general la sociedad podemos decirte que no lo está. Por ello vas a escuchar muchas críticas acerca de tu estilo de vida y de tu forma de llevar tus relaciones amorosas. No obstante, si es lo que te llena y es lo que te pide el cuerpo adelante. Lo más importante es que seas feliz.

La masturbación mal entendida

En la adolescencia se entiende la masturbación como una práctica asociada al despertar sexual y muchas veces es un tema que se presta a la burla, señalando al compañero que se quiere perjudicar como alguien que dedica todo el día a masturbarse, lo cual contribuye a que esta práctica se vea con cierta cautela, con cierta negatividad, cuando tendría que verse más bien como algo natural, algo normal, algo común en las personas al margen del sexo o la edad.

masturbacion

Pero cuando se es adolescente se asocia la masturbación a algo contrario al sexo. Es decir: si no follas te haces pajas y por tanto eres un adicto a las pajas. No siempre se entiende la masturbación como una práctica natural, y desvinculada de las relaciones de pareja. La masturbación en la adolescencia a veces no es bien entendida, porque en esa etapa de la vida lo normal es hacer el amor, tener tu primera experiencia sexual, lo normal es ligar, conseguir que una chica se fije en ti.

Quien de momento no cuente con facultades para ello y se vea limitado porque todavía no es correspondido por alguien del sexo opuesto, a veces es asociado de forma burlesca a la masturbación, tal vez porque es una práctica condenada por la religión o por lo menos está mal vista por esta, cuando en realidad es todo lo contrario.

Es importante en ese sentido la educación sexual. Y es que es algo que debería entenderse bien entre adolescentes. Puede que unos y otros se rían de ciertas cuestiones que giran en torno a la masturbación pero de ahí a señalar a alguien y fabricar un historial alrededor de este, asumiendo que su vínculo con la práctica es de forma compulsiva y que por tanto es malo, más allá de despertar humor en los demás fomenta desconocimiento en torno al tema e impide asimismo que sea un tema cotidiano del que abiertamente se debería hablar.

Pero a veces puede más el deseo de virilidad, la idea de que es importante tener una reputación de chicas, haberse acostado con alguna de ellas para destacar por encima de los demás compañeros. Que los demás se masturben o que opten por esta forma de placer no quiere decir que estén eligiendo masturbarse, en vez de tener una novia con la que satisfacer los deseos sexuales. Sino todo lo contrario.

Existen muchos factores que a un chaval le facilitan tener habilidad para conocer chicas y a otros no y eso es algo que no siempre se entiende y se asocia a veces a la timidez, a la falta de valor. Cada persona despierta a la sexualidad de forma individual, unos más pronto que otros sin duda pero eso no tiene por qué sacralizar a la masturbación, menos cuando viene de algún adolescente que no tiene relaciones con la novia y que se masturba también de la misma manera que lo pueden estar haciendo sus otros compañeros.

La fortuna de unas bodas de oro

Llegar a las bodas de oro es sin duda un privilegio. Una fortuna. Son 50 años de matrimonio, motivo más que suficiente para celebrarlo. Si somos nosotros los protagonistas o quizá nuestros padres, deberemos tener muy en cuenta que antes de cualquier preparativo habrá que contar con el número de invitados que creemos que van a asistir, pero también del presupuesto con el que contamos. Si la idea es gastar poco habrá que invitar solamente a los más cercanos tener en cuenta que es una celebración familiar básicamente y que no existe obligación de invitar a toda la gente que conocemos.

amor

Debemos pensar en un catering para evitarnos caer en tema de menús, y si contamos con una casa será más llevadero que hacerlo en un lugar alquilado. No por ser bodas de oro uno tiene que gastar dinero en un espacio. Pero si se cuenta con el presupuesto se debería buscar un espacio tipo salones de boda, los hay por todas partes y los precios van en función de nuestras necesidades, además como están tan acostumbrados a este tipo de celebraciones en muchos de ellos ya saben qué ofrecer y que cosas vienen mejor en función del número de invitados.

Sin duda muchas veces este tipo de eventos requiere de alguien que se comprometa a gestionarlos para que no quede nada pendiente. En caso nadie en la familia se muestre comprometido existen las agencias de eventos. Estas se dedican en exclusiva a resolver todo lo concerniente con las bodas de oro, pensando en cada uno de los detalles, siempre que indiquemos qué cosa es lo que consideramos que podrá venir mejor para ese día. Puede que sea caro pero el resultado es espectacular. Se encargan de todo. No tienes que mover un dedo.

El fotógrafo, el cámara, porque tiene que haber un vídeo de ese día y también la orquesta son detalles que no pueden faltar

Tener en cuenta que el evento tendrá su lado ceremonioso. Se renuevan votos de forma simbólica, a lo que se deberá sumar un discurso ya sea que uno de los novios lo haga o algún familiar. No hace falta explayarse demasiado pero sí ser contundente con lo que se diga. Las anécdotas no pueden faltar.

En cuanto a la vestimenta es emotivo también rescatar algunos detalles del vestido de la novia o adaptar este, teniendo en cuenta que es una celebración tan especial, en cuanto al novio podrá usar si acaso todavía la tuviera, la misma corbata de la boda.

Aunque es una opción el viaje es algo que el matrimonio no puede dejar pasar, es la parte íntima de la celebración. Dependerá de la predisposición que se tenga. En cuanto a los destinos están desde los simbólicos hasta los lugares a los que siempre se quiso ir en pareja y por alguna u otra razón no se pudo, quedaron en el olvido o pasaron a ser reemplazado por otros deseos que postergaron siempre ese viaje por el tiempo. Ahora es el momento.